¿Cómo sacarle mejores fotos a tu producto?

Si tomaste la decisión de vender tu producto en línea, de seguro estás intentando sacarle buenas fotografías, porque sabes que lo visual tiene un gran valor, y en Internet mucho más.

Cuando vendes en Internet, el comprador no puede ver tu producto en persona hasta que realiza la compra, por lo que en la foto debes darle la mayor cantidad de información posible. Si haces que el producto se vea interesante, aumentarás las posibilidades de generar ventas.

Ahora bien, sabemos que sacar buenas fotos no es sencillo. Aun así, entendemos que tú, al igual que muchos vendedores, hayas optado por hacer tus propias fotos, porque de esta manera puedes ahorrar dinero.

Así que, con la intención de ayudarte en esta tarea, hemos traído para ti siete tips infalibles para conseguir que tu producto se vea atractivo y que podrás leer a continuación.

 

1. Prepara el producto y el set para las fotos

Antes de empezar, limpia tu producto y cuida que esté en las mejores condiciones. Recuerda que tu producto es tu modelo y el modelo suele ser preparado para lucir bien ante la cámara, lo mismo debe suceder con el producto.

Asegúrate de que el set y todos los elementos que vayas a utilizar también estén limpios, porque si en la fotografía se aprecia algo suciedad, pierde profesionalismo y no quieres eso.

2. Elige un fondo que haga resaltar a tu producto

El fondo es un elemento fundamental,porque contrasta con el producto y de este modo, hace que el mismo resalte. Los fondos neutros son perfectos si vas a venderlo en una página web.

Escoge un fondo blanco si tu producto posee colores intensos o es un alimento, ya que logrará una mejor integración. En el caso de que el envasado de tu producto sea transparente, te recomendamos elegir un fondo negro, pues este puede lograr efectos muy elegantes.

En el caso de que tu producto sea vendido en redes sociales, puedes usar fondos variados para obtener resultados más estéticos, como el de un bosque o una calle, y para que el producto resalte, puedes enfocarlo y deja fuera de foco los demás elementos de la imagen.

3. Juega con la iluminación

La iluminación logra efectos sorprendentes, añade dramatismo, relieve y resalta los elementos más atractivos del producto. Te recomendamos aprovechar la luz natural, en tal caso de que no dispongas suficiente o quieras contar con un punto más de iluminación, puedes usar lámparas o flashes.

Eso sí, el uso excesivo de iluminación puede resultar agresivo y hacer que el objeto no se aprecie bien, así que difumina adecuadamente la luz a través de elementos como sábanas, papeles y paraguas.

4. Varía la posición del producto

Como vas a realizar varias fotos, lo mejor es que juegues con las posiciones y los ángulos del producto. Si lo fotografías de un solo lado, el comprador no podrá ver lo necesario y eso no le transmitirá mucha confianza.

Fotografía a tu producto desde distintas perspectivas, sitúalo de costado o en diagonal. Con los ángulos puedes darle autoridad al producto, sobretodo con el contrapicado (tomando la fotografía desde abajo). Apóyate con estructuras, hilos invisibles y plataformas para que resulte más sencillo.

5. Haz planos detalle del producto

¿Recuerdas que al principio dijimos que la foto debe transmitir la mayor cantidad de información posible? Bueno, los planos detalle son esenciales para lograr esto.

Los productos tienen distintos detalles, como costuras, cierres y texturas, por esta razón debes hacer que destaquen, ya que los mismos le aportan mucho valor. Al fotografiar estos elementos del producto, ayudarás al comprador a hacerse una idea de la calidad, el tacto o el olor, lo que será crucial para la decisión de compra.

6. Muestra el uso del producto, transmitiendo sus beneficios

Aprovecha que realizarás una serie de fotografías e incluye algunas en las que el producto esté siendo utilizando y se demuestren los beneficios que este aporta. El cliente querrá comprar algo de calidad que de verdad satisfaga la necesidad que presenta.

Los casos en los que los compradores desean más ver el uso del producto, es con esos que se llevan puestos, como ropa y accesorios, porque quieren hacerse una idea de cómo verían ellos. La forma más adecuada para conseguir esto es con modelos, así que los mismos deben transmitir confianza y comodidad con el uso.

7. Edita las fotos, pero no demasiado

La edición es obligatoria si hablamos de fotografía de producto, porque con ella le darás los retoques finales a las fotos para que transmitan mayor profesionalismo.

Una vez hayas hecho y seleccionado las mejores fotos, podrás ajustar el balance de blancos, definir el nivel de blancos y sombras, enfocarla ligeramente y si es necesario, hacer un pequeño re-encuadre. No abuses de los retoques, porque entonces el producto ya no quedará tan fiel a la realidad.

Por último, es importante que sepas que será normal si no te sale a la primera, la fotografía es un arte que puede tomar tiempo aprender, pero si sientes que vale la pena el esfuerzo, continúa practicando hasta obtener los resultados que deseas.

¡Coméntanos qué tal te fue siguiendo estos tips!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp

Sobre la autora

Rosa Valladares

Rosa Valladares

Soy estudiante de Comunicación Social, en la mención de Publicidad y Relaciones Públicas. Tengo experiencia como estratega de marketing digital, redactora de contenidos para blogs y gestora de redes sociales.
Me apasiona el mundo del comercio electrónico, el branding y la planificación. He trabajado con marcas de distintos países alrededor del mundo, tales como Estados Unidos, Reino Unido, Nigeria y Jamaica, aportando soluciones publicitarias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies